reflexión para el día a día

Si nos dedicáramos a dejarnos ser, expresarnos tal y como somos en todo momento, seguir nuestra pasión,¿qué importa a dónde lleguemos mañana? si cada día te dedicas a hacer lo que disfrutas, tendrás asegurado que mañana estarás haciendo lo que disfrutas, estarás siendo quien eres en todo momento, y por ende, estarás en el lugar indicado en cada momento.
Por eso, la mejor manera de asegurar tu futuro, es disfrutando tu presente. vivir el dia a dia ,”cada dia trae su afan”
Tu misión en la vida tiene que ver directamente con lo que te apasiona,pero date la oportunidad  de que lo que te apasione cambie de forma y de expresión, el contenido seguramente seguirá siendo el mismo, eso de fondo que te impulsa y que te mueve. Si es vendiendo flores o gerente de una empresa, no importa, mientras que en ese lugar y haciendo lo que haces puedes satisfacer tu misión.
Lo que de fondo te apasiona es eso que tu en el fondo sabes que está ahí, que si eres honesto y honesta contigo sabes lo que es, es una certeza que no puedes poner en palabras… pero lo sabes.
Podrás expresar eso que te apasiona en todo momento, estés donde estés y hagas lo que hagas .
Se flexible a ver que tu pasión y tu misión pueden ir cambiando con el tiempo, lo que no cambia es tu esencia.
Creo que elpropósito de la existencia del ser humano es evolucionar y crecer, (pues así sucede en la naturaleza, y nosotros somos parte de ella), y eso por lógica implica muchos movimientos y cambios, pero mientras tengamos como visión clara el ser feliz, nos daremos cuenta de lo que nos apasiona en cada momento, y que la felicidad va más allá del placer o una satisfacción pasajera. De esta forma, podrás experimentar la verdadera plenitud.
Un ejemplo:

El sentido de mi vida es ser feliz, y mi misión actual es compartir con los demás lo que descubro que para mí me ayuda a ser feliz, esto lo logro siguiendo mi pasión que es descubrir e inventar lo que sea que me permita evolucionar.

Además de que me apasionan los animales, la naturaleza y la comida, los cuales no tienen misión actualmente más que contribuir a ese sentido de mi vida de ser feliz.

Tarea:

1.- Sigue tus inspiraciones de cada día, empieza por ahí… hazlo, y lo demás se te irá aclarando.

2.- Escribe tal cual como lo haría una empresa, cuál es tu visión de ti mismo y de la vida, cuáles son tus valores, y cuál es tu misión. Viéndote a ti mismo como una empresa que estás dando esa información al mundo.

3.- Paso seguido, empieza a ACTUAR , SE FELIZ Y CERO PENSAMIENTOS NEGATIVOS…

Anuncios

¿Cómo descubrir el sentido de tu vida?

proposito-de-vida

El camino para descubrirlo es empezar por lo más alcanzable y sencillo de descubrir en ti, lo cual es: lo que te apasiona.

No te quieras ir luego luego al sentido, o a algo inalcanzable, empieza por lo que en tu día a día disfrutas hacer.

Una vez que descubres lo que te apasiona, puedes empezar a visualizar cuál es tu misión en éste momento de tu vida.

Si te dejas llevar por esa misión, y empiezas a actuar al respecto, entonces en un chispaso, de repente, la inspiración te permitirá darte cuenta del sentido de tu vida.

Cuando dejes de querer encontrar la misión en tu vida, y te dediques a disfrutar tu presente, encontrarás lo que te apasiona, y al encontrar lo que te apasiona, descubrirás tu misión.

Para lograr esto, has de dejar de poner tu atención en lo que “haces”, y empezar a ponerle atención a quien “eres”.

Diferencia entre sentido, pasión y misión

La pasión es algo que puede cambiar más fácilmente que la misión, y la misión más fácil que el sentido.

Imagina que el abuelo de la familia, que tiene la sabiduría de la vida, es tu sentido. El papá es la misión, aquél que está enfocado en llevar a cabo las cosas. Y el hijo es la pasión, aquél que se deja descubrir, vivir, experimentar y gozar.

La pasión te va a ayudar a cumplir con tu misión y al llevar a cabo esa misión, podrás satisfacer el sentido de tu vida.

Ahorita tu misión puede ser crear una sociedad más sana, y lo logras con tu pasión que puede ser trabajar con niños. Pero puede ser que en el camino te des cuenta que te apasiona ayudar a los viejitos, tu misión sigue siendo la misma, pero la cumples a través de siguiendo diferentes pasiones.

Y una vez que sientes que estás llevando a cabo tu misión de hacer una sociedad más sana, entonces satisfaces el sentido de tu vida, que puede ser compartir tu felicidad con los demás.

La pasión es algo que te motiva y te llena de energía, y lo mejor sería encauzar esa energía a la misión que te ayudará a satisfacer el sentido de tu vida.

El sentido de tu vida es algo más abstracto, que tal vez no puedes poner en palabras o en conceptos claros; la misión es lo que te ayudará a llegar a ese sentido; y la pasión es algo más visible y tangible que te permite cumplir esa misión, y puede ir cambiando con el tiempo.

hombre-con-llave

el sentido de la vida!!

La incertidumbre de no saber si estás haciendo lo que corresponde a tu sentido de vida, o el simplemente desconocer cuál es la misión en ésta vida, y para qué llegaste aquí, puede generar muchísima ansiedad, pero no tiene por qué ser así, aquí te comparto ideas para descubrir el sentido de tu vida.

El desconocer el sentido de nuestra vida nos genera ansiedad pues llega la duda y la incertidumbre acompañada de inseguridad, de si estamos haciendo lo correcto o no, y ante momentos de insatisfacción y vacío existencial, nos sentimos perdidos y con una necesidad ferviente de que hemos de retomar el camino…Pero…¿cuál? ¿cuál es ese camino? Es difícil encontrarlo mientras que estamos confundidos y desconfiando de nosotros mismos.

Barreras para encontrar la misión de tu vida

1.- Confusión de misión de vida con misión imposible

Confundirnos al pensar que la misión en nuestra vida tiene que ver con algo grande, llamativo, extraordinario a la vista de los demás, y que ha de ser algo así como… ganar una medalla de oro, aparecer en los periódicos, tener una galería famosa, ser director de la mejor empresa nacional, etc. Además sería difícil saber si esas personas realmente están logrando su misión en la vida, o si están luchando por satisfacer alguna necesidad no cumplida como darle gusto a los demas. Como no sabemos, mejor dediquémonos a voltear la visión a nosotros.

Pero creo que la misión de tu vida no tiene absolutamente nada que ver con lo que “haces”, si no más bien con quien “eres”. Existe una diferencia importante entre el ser y el hacer. Y en nuestra sociedad traemos un chip de que lo más importante es hacer, hacer y hacer y hacer. Olvidando y dejando de lado la parte del ser. Es por eso que llegamos a estar en momentos en los que nos preguntamos “¿Quién soy?” “¿Cuál es mi misión?” Pues el “hacer” no ha logrado satisfacer tu plenitud existencial, sientes que no refleja tu misión ni tu pasión. Una vez que regreses tu mirada y tu intención en tu “ser”, el hacer se dará por añadidura, será una consecuencia de eso que tu sabes que eres, no te costará trabajo elegir, verás claramente en dónde expresar tu ser y de qué manera, y al hacer eso que expresa tu ser, colaborará a tu plenitud y a tu satisfacción existencial.

2.- Pensar más en los demás que en ti mismo

Pensar constantemente en lo que piensen los demás de ti, pues al estar pendiente de eso, dejas de ponerte atención a ti y a lo que tú eliges y lo que a ti te gusta.

3.- Ponerle cifra económica a tu misión

Pensar que tu misión en tu vida tiene que ser algo productivo en términos económicos. Si empiezas por ahí, probablemente te dediques a algo que deje dinero, pero que no te satisfaga. Si haces lo que corresponde a tu misión, te aseguro que tendrás seguridad económica.

4.- Confundir preocupación con búsqueda

Estar pensando constantemente en que tienes que encontrar ese sentido para ser feliz. No sirve de nada pensarlo y presionarnos, deja de hacerlo, y empieza a hacer lo que más adelante verás.

5.- Catastrofizar la situación

Creer que si no lo encuentras habrás desaprovechado toda tu vida, tus años más valiosos y defraudado a Dios y a tu familia. Nadie te exige nada más que tú mismo, y cuando dejes de creer eso podrás abrirte a descubrir tu misión.

 

Y una vez que sientes que estás llevando a cabo tu misión de hacer una sociedad más sana, entonces satisfaces el sentido de tu vida, que puede ser compartir tu felicidad con los demás.estrés-y-ansiedad-2-1022x620El sentido de tu vida es algo más abstracto, que tal vez no puedes poner en palabras o en conceptos claros; la misión es lo que te ayudará a llegar a ese sentido; y la pasión es algo más visible y tangible que te permite cumplir esa misión, y puede ir cambiando con el tiempo.